• «La misión brota espontánea del encuentro con Cristo». (Trujillo, Perú. Papa Francisco a los sacerdotes)

  • «La fe en Jesús se contagia, no puede confinarse ni encerrarse». (Trujillo, Perú. Papa Francisco a los sacerdotes)

  • «Somos desafiados a ser artífices y profetas de comunidad». (Trujillo, Perú. Papa Francisco a los sacerdotes)

En qué consiste: es una experiencia integral de “evangelización en salida”. Encontramos a los peregrinos del “Camino de Santiago”, en el “camino” y les indicamos “El Camino”, Jesucristo.
Qué hacemos: acogida, escucha, acompañamiento, oración, animación litúrgica …
Dónde: en Arzúa, a 38 km de Santiago.
Cuándo: 2-6 Julio y 6-10 Agosto (turnos de 5 personas).
Contáctanos: 602 511957 (sor Cristina).
pastoralsantiago.es
El arzobispo, monseñor Julián Barrio, presidió este sábado en la Catedral de Santiago, una Liturgia de la Palabra, como acto de desagravio a la “Virgen María, nuestra madre, bajo la advocación del Pilar, y al apóstol Santiago, nuestro patrono y patrono de España, por las ofensas blasfemas que se les han hecho días atrás en el carnaval”. Con el templo lleno de fieles, en una ceremonia sencilla que se desarrolló en medio de un respetuoso silencio, el arzobispo agradeció la numerosa asistencia y animó a todos a testimoniar con humildad la fe en medio del mundo.

El acto se inició con una introducción del canónigo José Fernández Lago. A la Liturgia de la Palabra, y tras la homilía de D. Julián, le siguió un breve rito de petición de perdón y la recitación de las Letanías de la Virgen, con las que se acostumbra a terminar el rezo del Santo Rosario, en honor de Nuestra Señora del Pilar.

La ceremonia finalizó con el canto del Himno del Apóstol Santiago.
Falleció el Ilmo. Sr. D. Manuel Veiga Camino, párroco emérito de Sergude. Entierro mañana a las 17.00 hs. en Branza. DEP.
pastoralsantiago.es
Prebístero Güido o Güidolino nace en Vicchio (Toscana) a finales del s. XIV y en su adolescencia  se formó y ejerció en una escuela de pintura.

Movido a la vida religiosa, se dirige junto con su hermano Benito, al convento dominicano de Fiésole, recientemente fundado en la observancia regular escricta por el beato Juan Dominici. Allí junto con el hábito toma el nombre de Juan. (a. 1420)
Ordenado ya presbítero, fue dos veces vicario y luego prior del convento. Con gran fidelidad a la misión religiosa su vida proponía con su arte celestial los divinos misterios que contemplaba en la oración y en el estudio de la sagrada verdad.

¿Quieres ser ser más de Dios?

La Cuaresma me regala tres pilares para vivir el camino de conversión al que se me llama.

Es una oportunidad de vida que me da Dios para que se convierta mi corazón de una vez por todas: “Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios. Decía: – Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio”.
Génesis 9, 8-15;
1 Pedro 3, 18-22;
Marcos 1, 12-15

Concentrémonos en la frase inicial del Evangelio: «El Espíritu empujó a Jesús al desierto». Contiene un llamamiento importante en el inicio de la Cuaresma. Jesús acababa de recibir, en el Jordán, la investidura mesiánica para llevar la buena nueva a los pobres, sanar los corazones afligidos, predicar el reino. Pero no se apresura a hacer ninguna de estas cosas. Al contrario, obedeciendo a un impulso del Espíritu Santo, se retira al desierto donde permanece cuarenta días, ayunando, orando, meditando, luchando. Todo esto en profunda soledad y silencio.
El Papa confirmó este sábado al cardenal Sean O'Malley, arzobispo de Boston, como presidente de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores. Francisco renovó a siete de sus miembros y nombró por primera vez a nueve.
El pasado jueves, durante una reunión con los párrocos de Roma, el Papa Francisco confirmó las informaciones aparecidas hace semanas, en el sentido de que Pablo VI, a quien él mismo beatificó el 19 de octubre de 2014, será canonizado en el curso de este año.

Se trata de un corte de voz de 25 segundos (pincha para escucharlo)  que fue hecho público este sábado por la Oficina de Prensa de la Santa Sede, en el que se escucha al Papa decir lo siguiente: "Hay dos obispos de Roma santos ya. Pablo VI será santo este año. Dos santos. Uno con la causa de beatificación en curso, Juan Pablo I, la causa está abierta".

Seguidamente bromea: "Y dos, Benedicto y yo, en lista de espera. ¡Rezad por nosotros!".

Juan XXIII y Juan Pablo II fueron declarados santos el 27 de abril de 2014.

Se da la circunstancia de que el 25 de julio de 2018 se celebra el quincuagésimo aniversario de la encíclica Humanae Vitae sobre la regulación de la natalidad, en la cual el todavía Beato Papa Giovanni Battista Montini confirmó como intrínsecamente inmoral la píldora anticonceptiva.
ReligiónenLibertad
"Id y bautizad y haced discípulos", pedía Jesús. Las parroquias, bautizar, bautizan. Bautizan a cualquier bebé que les lleven. Pero ¿hacen discípulos?

Un discípulo es alguien que tiene una relación significativa, consciente, personal, con Jesús, y puede compartirla
con otro. El padre James Mallon, en su libro Una Renovación Divina dice que el parroquiano es "una oveja" mientras que el discípulo es "una oveja ninja, altamente entrenada".
En su primera predicación cuaresmal de este año, el padre Raniero Cantalamessa habló a los miembros de la Curia romana sobre el mundo como adversario espiritual del cristiano. Antes, el sacerdote capuchino, de 83 años, predicador de la Casa Pontificia desde 1980, explicó la evolución de ese término, entendido por San Juan Evangelista y por San Pablo como "el mundo como ha llegado a ser tras el pecado y el dominio de Satanás", razón por la que somos llamados a "estar en el mundo, pero no ser del mundo".
El Papa Francisco se reunió con el clero de Roma en la basílica de San Juan de Letrán para el tradicional encuentro de inicio de Cuaresma.

Consejos a los jóvenes
El Papa pidió a los jóvenes que busquen un estilo sacerdotal, como si fuese un documento de identidad o una impronta personal, porque cada sacerdocio es único. De hecho, se necesita mirar no sólo las circunstancias de la vida, sino también apuntar a la creación de un estilo propio en el desarrollo del ministerio. Como es natural, incluso y a pesar de los límites de cada uno, debe considerarse cuáles tener en cuenta y “dialogar”.
El Sr. Arzobispo y el Cabildo de la SAMI Catedral de Santiago, haciéndose eco del sentimiento de los católicos y personas de buena voluntad de nuestra ciudad de Santiago y otros lugares, manifiestan su profundo sentimiento de pena por un hecho tan deplorable como el ocurrido en el Pregón de las fiestas de Carnaval de este año 2018.

No es de recibo que se pueda despreciar gravemente la figura del Apóstol que da nombre y hace presente a su ciudad en el mundo entero. Santiago y la Virgen del Pilar están vinculados a la memoria y a la vida de esta ciudad y a todos los Caminos que conducen al sepulcro del Apóstol. Sin ellos no seríamos lo que somos en los distintos ámbitos de la sociedad, la cultura, la espiritualidad, etc…
La Iglesia Compostelana ha sido, y quiere seguir siendo, un espacio de encuentro, diálogo y acogida con todos aquellos que desean construir un  mundo más justo y fraterno.

Por ello, ante un hecho que rompe irrespetuosamente con lo dicho anteriormente, invitamos a un acto de desagravio, a nuestro patrón el Apóstol Santiago y Nuestra Señora la Virgen del Pilar. Para ello, todos los que lo deseen podrán participar en una Vigilia de Oración en la Catedral, a las 17:30h del próximo sábado, día 17 de febrero.
Archicompostela
El arzobispo, monseñor Julián Barrio, presidió esta tarde en la Catedral la Eucaristía del Miércoles de Ceniza, rito penitencial con el que la Iglesia comienza el tiempo litúrgico de la Cuaresma. Un periodo de llamada a la conversión personal y de preparación para la Pascua.

En su homilía, el arzobispo indicó que estas semanas son un tiempo de gracia y recordó que la Iglesia propone la oración, el ayuno y la limosna como instrumentos para crecer en la relación con Dios.

“La Cuaresma es una llamada”, dijo D. Julián, una muestra más de que Dios “pronuncia nuestro nombre”, “nos ama” y “está pendiente de nosotros”.
El obispo auxiliar, monseñor Jesús Fernández González, presidirá el día 23 de febrero un encuentro con vicarios, delegados y directores de Secretariados de la Diócesis  para evaluar la marcha de los trabajos pastorales, “preparar su futuro e impulsar la renovación pastoral trabajando en comunión y corresponsabilidad”. El encuentro tendrá lugar el próximo día 23 de febrero, viernes, a partir de las once de la mañana, en la Casa diocesana de Ejercicios de Santiago.
El arzobispo, monseñor Julián Barrio, impuso hoy la ceniza a los sacerdotes que asistieron al retiro de Cuaresma organizado por la Vicaría de Pontevedra, que presidía el propio arzobispo.

Con este gesto se daba por iniciado el tiempo litúrgico de Cuaresma, tiempo de penitencia y de conversión, en el que el ayuno, la oración y la limosna se configuran como elementos clave para la conversión personal interior.

El arzobispo preside estos días retiros para sacerdotes diocesanos. Si hoy lo hizo con sacerdotes de la Vicaría de Pontevedra, mañana lo hará con sacerdotes de la Vicaría de Santiago. El día 16, el arzobispo presidirá el retiro para los sacerdotes de la Vicaría de A Coruña.

Monseñor Barrio preside también la Eucaristía del Miércoles de Ceniza en la Catedral compostelana, hoy a las 19:30 horas.
Archicompostela
San Claudio de La Colombière
La devoción al Sagrado Corazón le debe mucho a este jesuita

La devoción al Sagrado Corazón, ampliamente extendida hoy por todo el mundo, le debe mucho a San Claudio de la Colombiere.

Este sacerdote jesuita fue el primero que creyó en las revelaciones místicas recibidas por santa Margarita en el convento de Paray le Monial, Francia, y se dedicó en cuerpo y alma a propagarlas.

Claudio nació en Saint-Symphorien d'Ozon, cerca de Lyón, en 1641, en una familia piadosa y de buena posición.
En la Audiencia General que el Papa Francisco ha celebrado este miércoles en la Plaza de San Pedro ha proseguido con su catequesis sobre la Misa. En esta ocasión, se ha centrado en la oración del Credo y la Oración de los fieles.

Según explicó, el credo “manifiesta la respuesta común de la asamblea a todo lo que se ha escuchado de la Palabra de Dios. Existe un nexo vital entre la escucha y la fe. De hecho, ésta no nace de la fantasía de mentes humanas, sino que, como recuerda San Pablo, ‘viene de escuchar la Palabra de Cristo’. La fe se alimenta, por tanto, de la escucha, y conduce al Sacramento”.
Este 2018 se está celebrando el centenario del nacimiento del cardenal Marcelo González, más conocido como don Marcelo, una de las figuras eclesiales más importantes en el siglo XX en España.

El que fuera obispo de Astorga, de Barcelona y de Toledo, donde estuvo más de dos décadas, consiguió crear escuela tras reformar el seminario toledano, multiplicando las vocaciones, de las cuales ahora decenas de ellos son obispos tanto en España como en países americanos y africanos.
En la basílica romana de Santa Sabina ha celebrado el Papa Francisco la Misa de Miércoles de Ceniza que da inicio a la Cuaresma. En su homilía, ha asegurado que “el tiempo de Cuaresma es tiempo propicio para afinar los acordes disonantes de nuestra vida cristiana y recibir la siempre nueva, alegre y esperanzadora noticia de la Pascua del Señor. La Iglesia en su maternal sabiduría nos propone prestarle especial atención a todo aquello que pueda enfriar y oxidar nuestro corazón creyente”.
Durante la jornada de ayer, los sacerdotes de la Vicaria de La Coruña mantuvimos un encuentro presidido por el Sr. Obispo Auxiliar de nuestra diócesis, D. Jesús Fernandez, en el marco de la formación permanente del Clero.

El contenido de dicha formación para el presente curso no es otro que la mejor organización de las parroquias y las futuras UPAS, que es el acrónimo de las nuevas Unidades Pastorales, que se conformarán con la unión de varias parroquias para la centralización de servicios como la catequesis, Caritas, cursos de formación para el matrimonio, etc..

En este marco ayer ser abordó el tema de los consejos económicos parroquiales en los que se invita a los fieles laicos a responsabilizarse de la economía de las comunidades al tiempo que las parroquias ganarán en efectividad y transparencia.

El encuentro fue seguido con una cómida fraterna de los sacerdotes con su pastor. Al término de la misma, en una distendida tertulia los sacerdotes asistentes compartieron sus experiencias pastorales sobre este tema.

Aunque en nuestra parroquia la economía corre a cargo de los laicos que se encargan de recoger, contabilizar e ingresar la colecta, al tiempo que se encargan de los distintos pagos, no está demás constituir el Consejo económico de un modo oficial en aras de la citada y necesaria transparencia.

  • Con el rito de la imposición de la ceniza y la llamada a la conversión da comienzo el tiempo litúrgico de la Cuaresma
El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, hoy día 14 de febrero en la Catedral la Eucaristía propia del Miércoles de Ceniza, celebración con la que se inicia el tiempo litúrgico de Cuaresma. En la Misa, el arzobispo impondrá la ceniza a los fieles. La ceremonia dará comienzo a las 19:30 horas y en ella participará la Escolanía de la Catedral compostelana.

En su reciente Carta Pastoral para la Cuaresma de 2018, el arzobispo recuerda a los diocesanos que “la Iglesia nos llama a volver a Dios porque tal vez hemos abandonado el amor primero y nos mantenemos en esa tibieza que Él detesta, necesitando el colirio de la espiritualidad para que nuestros ojos puedan verle”. Monseñor Barrio señala que este es un tiempo de llamada y asegura que “el Señor pronuncia nuestro nombre porque nos conoce, nos ama y está pendiente de nosotros. Lo más íntimo en nosotros no es nuestra debilidad sino Dios, como decía san Agustín”. El arzobispo indica, además, que “hemos de tener muy presente esta realidad en nuestro peregrinar cuaresmal para no encerrarnos en nuestro bucle egocéntrico ni vivir una vida de mínimos. Nuestra vida puede ser respuesta cuando nos hemos dejado preguntar por Dios. Así podremos ver las debilidades como oportunidades para que se muestre la fortaleza de Dios”.

El Miércoles de Ceniza es un día de ayuno y de abstinencia.
Archicompostela
Santos Cirilo y Metodio
Patronos de Europa
Eran dos hermanos. Se llamaban Constanino y Miguel. Recibieron sus nombres de Cirilo y Metodio al entrar a la vida religiosa.

Son los dos grandes apóstoles de los países eslavos, como  Yugoslavia, Checoslovaquia, Bulgaria, Serbia, Croacia, etc.

Nacieron en Tesalónica, Grecia. Su padre era un importante funcionario gubernamental. En su ciudad se hablaban varios idiomas, y entre ellos el eslavo. Fueron siete hermanos. Metodio era el mayor y Cirilo el menor de todos.
Dwight Longenecker es un conocido sacerdote católico con amplia experiencia. Converso al catolicismo su camino hacia la Iglesia fue paulatino pues pasó de pastor fundamentalista protestante a evangélico de tipo carismático, luego fue clérigo anglicano y desde hace bastantes años es sacerdote católico y un incansable apologeta gracias a la experiencia acumulada hasta ahora.
Ya está aquí la Cuaresma. Este 14 de febrero dan inicio estos 40 días que lleva hasta la Pasión y la Resurrección del Señor. Es un tiempo de preparación, de oración y de penitencia que empieza con el Miércoles de Ceniza.

El padre Ed Broom, oblato de la Virgen María, es un sacerdote experto en comunicación recuerda en Catholic Exchange que “la Cuaresma es tanto un regalo como una tiempo de abundantes gracias”.
Bajo el título “La Iglesia en los caminos”, se celebrarán los próximos 19 y 20 de febrero la segunda edición del encuentro de sacerdotes y religiosos cuya actividad pastoral está relacionada con el Camino de Santiago. Esta iniciativa está coordinada desde Acogida Cristiana en el Camino, con el objetivo de animar y mejorar la atención pastoral a los peregrinos, especialmente en los tiempos actuales.
Beata Cristina de Spoleto
Viuda, consagró toda su vida a la penitencia, a las obras de caridad y a la oración

Se cuenta que Cristina pertenecía a la familia Visconti de Milán y que fue notable por su extraordinaria precocidad religiosa. Que con poco más de cinco años, ya llevaba vida de oración y mortificación.

Cuando tenía diez años, sus padres comenzaron a hablar de gestionar un matrimonio para ella: ella se opuso a la idea, porque deseaba ser monja, pero sus padres persistieron por el deseo de tener herederos.
Reino Unido está sumido en estos momentos en llevar a término el ‘Brexit’, la salida del país de la Unión Europea. Todos los esfuerzos y las miradas están puestos ahí. Sin embargo, este es sólo “un pequeño problema” comparado con la urgencia de solventar la crisis familiar.

Esta es la denuncia de Mark Davies, obispo de Shrewsbury, diócesis inglesa que tiene unos 200.000 católicos en una población de casi dos millones de personas.
Este lunes el Papa Francisco ha presidido la misa en la Casa Santa Marta y en su homilía quiso hacer una distinción entre la paciencia y la resignación que lleva a la derrota.

Para ello, inició la explicación desde la cita de Santiago de las lecturas del día que aseguraba que “vuestra fe, puesta a prueba, produce paciencia”. Y el Papa quiso explicar que la paciencia cristiana es la virtud del que está en camino, no de quien está parado y cerrado.
Este 12 de febrero cumple años el obispo Damián Iguacén Borau. Cumple 102 años siendo el prelado más anciano de España y el tercero de toda la Iglesia, sólo superado por un obispo chileno y otro ecuatoriano, ambos con 103 años.

Monseñor Iguacén es obispo emérito de Tenerife y anteriormente fue el pastor de las diócesis de Barbastro y de Teruel-Albarracín.  Este veterano prelado nació en Zaragoza en 1916, hijo de un peón de caminos, algo que le enseñó mucho en su vida.
Santa Eulalia
Valiente virgen y mártir del siglo IV en la ciudad de Barcelona

Eulalia era una niña cuando se desató una feroz persecución contra los cristianos en el impero romano, al que pertenecía su ciudad, la actual Barcelona.

Un decreto del emperador Diocleciano prohibió a los cristianos dar culto a Jesucristo y les obligaba a adorar a los ídolos de los paganos.
En el Angelus de este domingo y que además es el Día Mundial del enfermo 2018, por ser la memoria litúrgica de la Santísima Virgen de Lourdes, el Papa Francisco invita a “contemplar a Jesús como el verdadero médico de los cuerpos y las almas”, explica Mireia Bonilla en

La purificación y audacia de Jesús sana al leproso
Francisco puntualiza que el hecho más inquietante es que “Jesús toca al leproso” algo que estaba absolutamente prohibido por la ley mosaica ya que significaba estar infectado incluso dentro en el espíritu, es decir, “volverse impuro”. Y lo más sorprendente en este caso es que el leproso no transmite el contagio a Jesús, sino que Jesús transmite al leproso la purificación. Una curación en la que admiramos, además de la compasión, “la audacia de Jesús”, que no está preocupado con el contagio, sino que se mueve solo “por la voluntad de liberar a ese hombre de la maldición que lo oprime” señaló el Santo Padre.
 
  • Carta Pastoral del arzobispo ante el Día del Enfermo, que la Iglesia celebra mañana domingo día 11 de febrero, festividad de Nuestra Señora de Lourdes
“Quiero agradecer los desvelos y cuidados de las familias que con tanto cariño y cercanía atienden a los enfermos como María sosteniendo el sufrimiento de su Hijo. ¡Cuánta generosidad, dedicación y disponibilidad por parte de la familia en el cuidado de los niños, jóvenes y mayores enfermos en circunstancias a veces difíciles! He sido testigo de esta experiencia en los hospitales, en las residencias y en las casas particulares. La familia acompaña a los enfermos, pero necesita ser también acompañada. La Iglesia sale a su encuentro”. Así se expresa el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, en una Carta  Pastoral con motivo del Día del Enfermo, que se celebra mañana domingo 11 de febrero. Las familias de los enfermos son el objetivo este año para la Jornada Mundial del Enfermo. El 11 de febrero, festividad de Nuestra Señora de Lourdes, es el Día del enfermo, de carácter mundial. En su carta, el arzobispo señala que “quien más quien menos hemos tenido la experiencia de la enfermedad inherente a la fragilidad de nuestra condición humana. Sin duda en esta circunstancia nos damos cuenta de que necesitamos de los demás y de lo mucho que hemos de agradecer a las personas que nos acompañan. Esta percepción nos lleva a humanizar nuestra vida y nuestra convivencia”.
  • Mons. Barrio: “Planificar los alimentos no para especulación y beneficio económico sino pensando en el consumo humano”
Mañana domingo día 11 de febrero Manos Unidas celebra su tradicional Jornada contra el Hambre, una fecha en la que las colectas en todas las iglesias irán destinadas a beneficio de su Campaña contra el Hambre, que en esta ocasión alcanza ya la LIX edición. El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, como en ocasiones anteriores, ha escrito una Carta Pastoral recordando que “este año la campaña de Manos Unidas nos interpela con el lema: “Comparte lo que importa”. Es esta una forma de plantar cara al hambre. Proteger la dignidad de la persona conlleva llamarla a participar de la mesa del bien común”. Manos Unidas lleva casi sesenta años plantándole cara al hambre, trabajando por sensibilizar a nuestra sociedad y por los millones de personas en el mundo que sufren las consecuencias de esta lacra. Monseñor Barrio señala, además, que “esta Jornada es una oportunidad para cuestionar nuestros modos de vida, favoreciendo la cultura del encuentro y de la solidaridad y erradicando  los lujos y los despilfarros. No podemos evadirnos ni buscar pretextos para no compartir. Se nos urge a trabajar por un bien común que lo será cuando todos colaboren en él y todos puedan participan en él”. Escribe también que hay que “planificar los alimentos no para especulación y beneficio económico sino pensando en el consumo humano”.
Queridos hermanos y hermanas:
Una vez más nos sale al encuentro la Pascua del Señor. Para prepararnos a recibirla, la Providencia de Dios nos ofrece cada año la Cuaresma, «signo sacramental de nuestra conversión», que anuncia y realiza la posibilidad de volver al Señor con todo el corazón y con toda la vida. Como todos los años, con este mensaje deseo ayudar a toda la Iglesia a vivir con gozo y con verdad este tiempo de gracia; y lo hago inspirándome en una expresión de Jesús en el Evangelio de Mateo: «Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» (24,12). Esta frase se encuentra en el discurso que habla del fin de los tiempos y que está ambientado en Jerusalén, en el Monte de los Olivos, precisamente allí donde tendrá comienzo la pasión del Señor. Jesús, respondiendo a una pregunta de sus discípulos, anuncia una gran tribulación y describe la situación en la que podría encontrarse la comunidad de los fieles: frente a acontecimientos dolorosos, algunos falsos profetas engañarán a mucha gente hasta amenazar con apagar la caridad en los corazones, que es el centro de todo el Evangelio.

Los falsos profetas
Escuchemos este pasaje y preguntémonos: ¿qué formas asumen los falsos profetas?
Son como «encantadores de serpientes», o sea, se aprovechan de las emociones humanas para esclavizar a las personas y llevarlas adonde ellos quieren. Cuántos hijos de Dios se dejan fascinar por las lisonjas de un placer momentáneo, al que se le confunde con la felicidad. Cuántos hombres y mujeres viven como encantados por la ilusión del dinero, que los hace en realidad esclavos del lucro o de intereses mezquinos. Cuántos viven pensando que se bastan a sí mismos y caen presa de la soledad.

Otros falsos profetas son esos «charlatanes» que ofrecen soluciones sencillas e inmediatas para los sufrimientos, remedios que sin embargo resultan ser completamente inútiles: cuántos son los jóvenes a los que se les ofrece el falso remedio de la droga, de unas relaciones de «usar y tirar», de ganancias fáciles pero deshonestas. Cuántos se dejan cautivar por una vida completamente virtual, en que las relaciones parecen más sencillas y rápidas pero que después resultan dramáticamente sin sentido. Estos estafadores no sólo ofrecen cosas sin valor sino que quitan lo más valioso, como la dignidad, la libertad y la capacidad de amar. Es el engaño de la vanidad, que nos lleva a pavonearnos… haciéndonos caer en el ridículo; y el ridículo no tiene vuelta atrás. No es una sorpresa: desde siempre el demonio, que es «mentiroso y padre de la mentira» (Jn 8,44), presenta el mal como bien y lo falso como verdadero, para confundir el corazón del hombre. Cada uno de nosotros, por tanto, está llamado a discernir y a examinar en su corazón si se siente amenazado por las mentiras de estos falsos profetas. Tenemos que aprender a no quedarnos en un nivel inmediato, superficial, sino a reconocer qué cosas son las que dejan en nuestro interior una huella buena y más duradera, porque vienen de Dios y ciertamente sirven para nuestro bien.

Un corazón frío
Dante Alighieri, en su descripción del infierno, se imagina al diablo sentado en un trono de hielo; su morada es el hielo del amor extinguido. Preguntémonos entonces: ¿cómo se enfría en nosotros la caridad? ¿Cuáles son las señales que nos indican que el amor corre el riesgo de apagarse en nosotros?
Lo que apaga la caridad es ante todo la avidez por el dinero, «raíz de todos los males» (1 Tm 6,10); a esta le sigue el rechazo de Dios y, por tanto, el no querer buscar consuelo en él, prefiriendo quedarnos con nuestra desolación antes que sentirnos confortados por su Palabra y sus Sacramentos. Todo esto se transforma en violencia que se dirige contra aquellos que consideramos una amenaza para nuestras «certezas»: el niño por nacer, el anciano enfermo, el huésped de paso, el extranjero, así como el prójimo que no corresponde a nuestras expectativas.

También la creación es un testigo silencioso de este enfriamiento de la caridad: la tierra está envenenada a causa de los desechos arrojados por negligencia e interés; los mares, también contaminados, tienen que recubrir por desgracia los restos de tantos náufragos de las migraciones forzadas; los cielos —que en el designio de Dios cantan su gloria— se ven surcados por máquinas que hacen llover instrumentos de muerte.

El amor se enfría también en nuestras comunidades: en la Exhortación apostólica Evangelii gaudium traté de describir las señales más evidentes de esta falta de amor. estas son: la acedia egoísta, el pesimismo estéril, la tentación de aislarse y de entablar continuas guerras fratricidas, la mentalidad mundana que induce a ocuparse sólo de lo aparente, disminuyendo de este modo el entusiasmo misionero.

¿Qué podemos hacer?
Si vemos dentro de nosotros y a nuestro alrededor los signos que antes he descrito, la Iglesia, nuestra madre y maestra, además de la medicina a veces amarga de la verdad, nos ofrece en este tiempo de Cuaresma el dulce remedio de la oración, la limosna y el ayuno.

El hecho de dedicar más tiempo a la oración hace que nuestro corazón descubra las mentiras secretas con las cuales nos engañamos a nosotros mismos, para buscar finalmente el consuelo en Dios. Él es nuestro Padre y desea para nosotros la vida.

El ejercicio de la limosna nos libera de la avidez y nos ayuda a descubrir que el otro es mi hermano: nunca lo que tengo es sólo mío. Cuánto desearía que la limosna se convirtiera para todos en un auténtico estilo de vida. Al igual que, como cristianos, me gustaría que siguiésemos el ejemplo de los Apóstoles y viésemos en la posibilidad de compartir nuestros bienes con los demás un testimonio concreto de la comunión que vivimos en la Iglesia. A este propósito hago mía la exhortación de san Pablo, cuando invitaba a los corintios a participar en la colecta para la comunidad de Jerusalén: «Os conviene» (2 Co 8,10). Esto vale especialmente en Cuaresma, un tiempo en el que muchos organismos realizan colectas en favor de iglesias y poblaciones que pasan por dificultades. Y cuánto querría que también en nuestras relaciones cotidianas, ante cada hermano que nos pide ayuda, pensáramos que se trata de una llamada de la divina Providencia: cada limosna es una ocasión para participar en la Providencia de Dios hacia sus hijos; y si él hoy se sirve de mí para ayudar a un hermano, ¿no va a proveer también mañana a mis necesidades, él, que no se deja ganar por nadie en generosidad?
El ayuno, por último, debilita nuestra violencia, nos desarma, y constituye una importante ocasión para crecer. Por una parte, nos permite experimentar lo que sienten aquellos que carecen de lo indispensable y conocen el aguijón del hambre; por otra, expresa la condición de nuestro espíritu, hambriento de bondad y sediento de la vida de Dios. El ayuno nos despierta, nos hace estar más atentos a Dios y al prójimo, inflama nuestra voluntad de obedecer a Dios, que es el único que sacia nuestra hambre.

Querría que mi voz traspasara las fronteras de la Iglesia Católica, para que llegara a todos ustedes, hombres y mujeres de buena voluntad, dispuestos a escuchar a Dios. Si se sienten afligidos como nosotros, porque en el mundo se extiende la iniquidad, si les preocupa la frialdad que paraliza el corazón y las obras, si ven que se debilita el sentido de una misma humanidad, únanse a nosotros para invocar juntos a Dios, para ayunar juntos y entregar juntos lo que podamos como ayuda para nuestros hermanos

El fuego de la Pascua
Invito especialmente a los miembros de la Iglesia a emprender con celo el camino de la Cuaresma, sostenidos por la limosna, el ayuno y la oración. Si en muchos corazones a veces da la impresión de que la caridad se ha apagado, en el corazón de Dios no se apaga. Él siempre nos da una nueva oportunidad para que podamos empezar a amar de nuevo.
Una ocasión propicia será la iniciativa «24 horas para el Señor», que este año nos invita nuevamente a celebrar el Sacramento de la Reconciliación en un contexto de adoración eucarística. En el 2018 tendrá lugar el viernes 9 y el sábado 10 de marzo, inspirándose en las palabras del Salmo 130,4: «De ti procede el perdón». En cada diócesis, al menos una iglesia permanecerá abierta durante 24 horas seguidas, para permitir la oración de adoración y la confesión sacramental.

En la noche de Pascua reviviremos el sugestivo rito de encender el cirio pascual: la luz que proviene del «fuego nuevo» poco a poco disipará la oscuridad e iluminará la asamblea litúrgica. «Que la luz de Cristo, resucitado y glorioso, disipe las tinieblas de nuestro corazón y de nuestro espíritu», para que todos podamos vivir la misma experiencia de los discípulos de Emaús: después de escuchar la Palabra del Señor y de alimentarnos con el Pan eucarístico nuestro corazón volverá a arder de fe, esperanza y caridad.

Los bendigo de todo corazón y rezo por ustedes. No se olviden de rezar por mí.

Vaticano, 1 de noviembre de 2017 Solemnidad de Todos los Santos
FRANCISCO
Levítico 13, 1-2. 44-46;
1 Corintios 10, 31-11, 1;
Marcos 1, 40-45

En las lecturas del día resuena varias veces la palabra que, sólo con oírla pronunciar, suscitó por milenios angustia y pavor: ¡lepra! Dos factores ajenos contribuyeron a acrecentar el terror frente a esta enfermedad, hasta hacer de ella el símbolo de la máxima desventura que le puede tocar a una criatura humana y aislar a los pobres desgraciados de las formas más inhumanas. El primero era la convicción de que esta enfermedad era tan contagiosa que infectaba a cualquiera que hubiera estado en contacto con el enfermo; el segundo, igualmente carente de todo fundamento, era que la lepra era un castigo por el pecado.
Nuestra Señora de Lourdes
"Yo soy la Inmaculada Concepción. Deseo que se me construya aquí una capilla"
Nuestra Señora la Bienaventurada Virgen María de Lourdes. Cuatro años después de la proclamación de su Inmaculada Concepción, la Santísima Virgen se apareció en repetidas ocasiones a la humilde joven santa María Bernarda Soubirous en los montes Pirineos, junto al río Gave, en la gruta de Massabielle, cerca de la población de Lourdes, en Francia, y, desde entonces, aquel lugar es frecuentado por muchos cristianos, que acuden devotamente a rezar.

    Web oficial de San Juan de Ávila

    Sobre San Juan de Ávila